Como Hacer Pompones de Lana de Diferentes Tamaños

Los pompones son un mundo de posibilidades. Podemos hacer desde garlands hasta alfombras de colores vibrantes y con combinaciones originales. ¿Te animas a intentarlo?

El cielo es el límite y los pompones no son la excepción. Inspirados en lo que el estudio Myk ofrece para diseño de interiores con solo pompones, hemos decidido intentarlo y unirnos a la fiesta. Con un simple tenedor y lana en menos de cinco minutos tenemos un pompón hecho. Como nos encanta crear y experimentar cosas nuevas decidimos hacer un pompón gigante. Sin embargo, para hacer un pompón gigante, ¿qué necesitamos? ¡Pues un tenedor gigante! Acompáñanos y aprende cómo hacer pompones de cualquier tamaño.

Los Materiales

  • Lana de colores
  • Tenedor, tus manos o cartón
  • Tijeras

Los Pasos

Para pompones pequeños

Dependiendo del tamaño del tenedor saldrá el pompón. Mientras más pequeño el tenedor, más pequeño el pompón. Puedes mezclar entre tamaños para tener variedad. Iniciaremos enrollando la lana alrededor de la parte de los dientes del tenedor. Damos vueltas y vueltas hasta que tengamos buen grosor y se sienta esponjoso.

Presiona con un dedo para que no se suelte lo enrollado, y toma un pedazo de hilo. Pasa ese pedazo por el espacio del centro del tenedor y amarra el centro de la lana enrollada. Átalo bien fuerte y que no quede espacios. Recorta con las tijeras a los lados del tenedor para ir liberando la lana. Al terminar, hala las hebras para que le vayas agregando más pomposidad. Recorta las incongruencias con las tijeras hasta que quede esférico y pomposo.

Para pompones medianos

El mismo proceso podemos seguirlo para lograr pompones un poquito más grandes, lo único que con nuestras manos. Para pompones medianos pequeños puedes usar las manos de los peques y para más grandes puedes pedirle a algún amigo o hacerlo tu mismo. La técnica es la misma, usando la mano para simular el tenedor. Iniciaremos enrollando la lana alrededor de los dedos. Para más pequeños usa dos dedos nada más, para hacerlos ligeramente más grandes úsalos todos. Damos vueltas y vueltas hasta que tengamos buen grosor y se sienta esponjoso. Usaremos más lana en este caso.

Presiona con el pulgar para que no se suelte lo enrollado, y toma un pedazo de hilo. Pasa ese pedazo por el espacio que queda entre el dedo mayor y el anular y amarra el centro de la lana enrollada. Átalo bien fuerte y que no quede espacios. Recorta con las tijeras a los lados de la mano para ir liberando la lana. ¡Cuidado con no cortar a nadie! Al terminar, hala las hebras para que le vayas agregando más pomposidad. Recorta las incongruencias con las tijeras hasta que quede esférico y pomposo.

Para pompones gigantes

Para estos pompones puedes usar un tenedor gigante (¿qué tan genial son?) o dos rollos de papel. Nuevamente, la técnica es la misma, usando los rollos para simular el tenedor.

Iniciaremos enrollando la lana alrededor de los dos rollos de cartón. Damos vueltas y vueltas hasta que tengamos buen grosor y se sienta esponjoso. Nosotros usamos dos paquetes de lana completos, pero si quieres que quede aún más tupido, te recomendamos cuatro. Presiona con el pulgar para que no se suelte lo enrollado, y toma un pedazo de hilo. Pasa ese pedazo por el espacio entre los rollos, da varias vueltas y amarra el centro de la lana enrollada. Átalo bien fuerte y hazle varios nudos. Recorta con las tijeras a los lados de los cartones para ir liberando la lana. Al terminar, hala las hebras para que le vayas agregando más pomposidad. Recorta las incongruencias con las tijeras hasta que quede esférico y pomposo. 

¿En qué podemos usar los pompones?

Pues en casi todo. Únetenos en Pinterest para recibir inspiración de qué crear. Tenemos un montón de ideas en nuestros boards  
  ¿En qué has utilizado o piensas utilizar los pompones? ¿Cuáles son tus colores favoritos? ¡Compártenos tus opiniones debajo y recuerda usar el hashtag #creayrie para enseñarnos tus proyectos!

Dejar un comentario