¿Millenial con Crochet? Una mezcla que logra la creatividad.

Una emprendedora de esta delicada, coqueta e interesante técnica, nos visita y nos cuenta cómo vive a través de sus agujas, puntadas e hilos. Aquí se la presentamos una milenial que pone un toque de modernidad a el tradicional Crochet. Seguro quedan encantados como nosotras con su historia y su prometedor proyecto: Un baúl dominicano lleno de !Lindas creaciones!

Chalibel Moya es Ingeniera en Sistemas, pero la pasión por tejer la ha atrapado y más nunca la soltará. Esta tejedora empedernida, se define detallista y creativa.  Le gustan los moros de guandles con coco, los plátanos maduros y el pescado frito, puro sabor dominicano.

Desde hace 7 años se dedica a trabajar el crochet y convertir un rollo de hilo, en unas botitas para bebés, trajes de baños, entre otras maravillas. Aún conserva el primero oso de Amigurumi que hizo.

En sus redes @bauldecreaciones y en su blog angheroux.wordpress.com encontrarán sus ideas materializadas, patrones, no se pierdan su amigurumi de Harry Potter y los trajes de sirenita y Campanita para las más pequeñas de la casa.

En Rie queremos rescatar este bello arte del crochet, te dejamos aquí una guía para hacer un sencillo porta-vasos. Anímate!!

 

 ¿Cómo despierta la pasión por tejer?

Siempre he sido fanática de las manualidades, desde ropa para la Barbie, brazaletes de macramé, hasta mini muñecas de trapo y punto de cruz. Cuando descubrí el tejido hace unos  cinco años aproximadamente, no era tan entusiasta con los trabajos que realizaba, pero a medida que fui avanzando en mis conocimientos y mejorando mis técnicas, comencé amar los detalles y la versatilidad de cosas que podía crear.

¡Esa es mi palabra: crear! Empezar desde cero, convertir uno o varios rollos de hilo en algo tangible,  en un amigurumi con su perfección matemática como yo le digo o en un trajecito para un bebe o una blusa, lo que sea.

 ¿Qué te brinda el tejer, que no te brinde otra actividad?

La satisfacción de crear y la paciencia para los detalles.  Aunque aún no soy diseñadora, el hecho de tomar un patrón y materiales diversos para convertirlos en una pieza, es indescriptible. Siempre me enamoro de mis creaciones y me cuesta desprenderme de ellas y dejarlas ir con sus futuros dueños.

¿Quién te enseñó a tejer?

La verdad es que no recuerdo el momento exacto. Conocí el tejido con mi tía, pero luego de un tiempo, es que comienzo a buscar informaciones y tutoriales a través de internet, especialmente YouTube. De allí me interesé en la técnica del crochet, aprendí poco a poco, viendo videos para hacer zapatos de bebe, cintillos y amigurumi.

Fue algo paulatino, al principio no tenía mucho tiempo libre, pero a medida que iba aprendiendo cosas nuevas, mis técnicas y materiales también fueron mejorando.  Tuve que aprender sobre los distintos tipos de hilos y agujas, que aunque no los conseguía con facilidad, aprendí a comprarlos por internet. Además, no conocía personas que hicieran lo mismo, y eso dificultaba la evolución de mi trabajo, pero salí adelante. Ahora también estoy haciendo “mis pinitos” en las dos agujas, veremos cómo me va en el futuro.


¿Qué es lo que más tejes?

Comencé haciendo los zapatitos para bebés, como un regalo para mis amigas cercanas. Luego me atreví a tejer accesorios, como gorros, chaquetitas y cintillos. 

En este momento, depende de la temporada. Pero, los accesorios para recién nacidos, es lo que más destaca en mis redes, también están los amigurumi y por último tops y trajes de baño. Aunque estoy en una etapa en la que me atrevo a hacer todo lo que tenga un patrón.


Recuerdas,
¿cuál fue tu primer trabajo y el que tuvo más  dificultad para terminarlo?

Una zapatilla de bebé, que aún conservo y el primer amigurumi que hice: un oso, quedó tan feo, pero es adorable y también lo tengo guardado. En cuanto a la dificultad, hice un traje de baño entero  a la medida sin patrón, ciertamente fue todo un reto. Tuve que hacerlo y deshacerlo varias veces para que quedara perfecto y me tomo varias semanas.


¿Qué implementos recomiendas para un principiante o al que quiere iniciarse en el mundo del crochet? 

Lo primero que se debe adquirir es paciencia y disciplina. Una madeja de hilo grueso y una aguja 3.5mm, es suficiente para comenzar. Mucha práctica, al principio es un poco frustrante pero dará los resultados esperados. Cuando descubra que esta actividad implicará dedicar varias horas a la semana, y tiene el tiempo disponible, entonces puede pensar en comprar material extra como: hilos nuevos, agujas de otros tamaños, entre otros.

 

¿Dónde adquieres los hilos, agujas y patrones?

Aquí en el país (Repúbllica Dominicana) compro mis materiales usualmente en la Mercería El Dedal y también en la Mercería La Rosario. Por internet  para comprar hilos también uso páginas como Yarnspirations.com, lovecrochet.com y woolwarehouse.com; para agujas y otros materiales uso Amazon.com o Ebay.com, para los patrones Etsy.com y Ravelry.com.

 

  ¿Tu también tienes pasión por el crochet? O te causa curiosidad esto como hobbie? ¡Coméntanos! Nos encantaría reunir corazones que les guste crear con hilos.


1 comentario

  • Me encanta tejer me gustaría que mandarme esquemas, están hermosos

    miguelina

Dejar un comentario