¿Es crafter una mala palabra?

 
Ay mi isla querida, con los ojos sobre el mar. Nuestra cultura “extranjerista”, que ve lo bueno lejos de aquí, que aspira a volar y pertenecer a lo que no es local. Que aplaude todo lo que trae el barco, que a amazon no le regatea pero le pide rebaja a todo artesano local.
Somos así, entendemos que llamarnos artesanos, amantes de las manualidades, creativos, creadores, o peor aún crafters, clasifica, agrupa, excluye.
Gracias a Dios existen corazones creativos que al igual que yo, abrazan lo hecho a mano y entiende somos todos amantes de crear cosas nosotros mismos, ese #OrgulloDIY que nos une. 
Un spanglish que nos agrupa consciente de lo que nos gusta: Crear.  
Hoy les presento a dos jóvenes corazones creativos cuyos proyectos por separado encuentran pasión conjunta en un podcast llamado: “Two Mindful Crafters”
 
Doriana es amante de la planificación, crea lindos diseños y enseña a otros a usar sus agendas en especial el Bullet Journal. Ella crea stickers para planners dibujados por ella misma.
Karissa por su parte es apasionada con crear y enseñar con Lettering. En su blog comparte tips para los amantes de las manualidades y personalizaciones de objetos. 
Escucha aquí nuestra conversación en mi Podcast: De Voz en Cuando
Ellas al igual que yo conocemos el valor de lo hecho a mano, compartimos historias de esos procesos de ir por nuestros sueños.
Karissa me comparte:
“Si tu no decides, la vida te va a hacer decidir”
Al igual que yo, es la mayor de la familia, trabajando en algo totalmente diferente a el proyecto del negocio familiar. Ella crea con esfuerzo su marca, ambas sabemos, que los retos culturales son parte de los obstáculos que nos encontramos. Retos que al mismo tiempo nos mueven a seguir esforzándonos.
Como padres el temor es la seguridad financiera de nuestros hijos.  Temor que hemos puesto por encima de la importancia de verlos desarrollar sus vocaciones y verlos felices.
Doriana, aunque tiene su trabajo de arquitectura, se esfuerza en tomar tiempo para desarrollar su proyecto personal. Eso la hace feliz.
 Juntas también comentamos, en esta larga nota de voz, sobre la percepción para los dominicanos del justo valor de lo que “hecho a mano”. Ese tiempo que dedica un artesano en: Desarrollar un producto, comprar sus materiales, conocer y manejar las mejores técnicas y lograr; que al final es lo que realmente vale.
 
También hablamos sobre esa realidad que vivimos las Crafters de comprar materiales “para luego usarlos”, sin tener ningún proyecto en mente.
 
Si te identificas, respira no estás sola.
 
Acumulamos, cintas, papeles, washi tapes, marcadores y la lista crece.
Desde que La magia del orden entró en nuestras vidas, siempre llega la pregunta: ¿Que voy a dejar ir?
¿Y si luego lo necesito?
¿Lo podré comprar luego?
 
Y siendo totalmente sinceras el tiempo pasa y las cosas hasta se deterioran. Yo por mi parte clasifico los materiales como parte de un proyecto por lograr. Y aun así conservo más cosas de las que podría usar en años.
 
Kari me cuenta que tiene unas acuarelas ¡hace ya un año! sin ponerle la mano. Pero este problema no es sólo nuestro, ya en otros paises han encontrado una solución:
 
Los Swap Parties, es un encuentro para intercambiar materiales y darles una segunda oportunidad para que encuentre un dueño que realmente lo usaría, obteniendo a cambio algo que no tengas y realmente sí usarías.
 
Ellas @twomindfullcrafters son parte de nuestra fiesta de Medio Año:
Una Gran Venta de Garaje junto a la pulguita de @todoenorden
 
Marca la fecha: 6 de Julio
De 9:00 am a 6:00 pm
 
¿Y tú que vas a dejar ir este Verano?
 
¿Quieres saber los detalles y reglas del swapp party? Escucha nuestra conversación @twomindfullcrafters
 

Dejar un comentario