Tips: Decora tu Planner

Nuestro planner nos acompaña día a día. Es fundamental volverlo nuestro, personalizando sus hojas y agregándole las funcionalidades que realmente necesitamos, ¡es casi obligatorio!

No importa la marca, ni la manera en la que creamos nuestro planner. Lo importante es sentir que nos representa y nos mantenga organizados para lograr nuestros quehaceres de la manera más eficiente posible. En nuestro caso, somos muy pro-crear tu propio planner, y decorarlo de manera acorde. Te ofrecemos  un tutorial donde te mostramos como con una carpeta y algunas hojas, puedes mantenerte organizado. Sin embargo, los planners ya no son sólo para planificar, hoy en día también son una buena constante de nuestros días donde mantenemos recuerdos, cosas que nos llamaron la atención, y fechas importantes del día a día. En esta ocasión, vamos a mostrarles como ir un poco más allá y volver de cada hoja una obra de arte que nos funcione.

¿Qué necesito?

Crea hojas anexas

La mejor manera de agregar hojas a nuestro planner es utilizando una hoja del mismo como ejemplo. Marcamos dónde van los orificios a realizar y una vez marcados, procedemos a realizarlos con la perforadora. Podemos hacer esto con hojas de cualquier tamaño, incluyendo tarjetas Project Life 6x4 y papel decorativo. Podemos usar estas hojas para agregar datos extras, pegar recortes de recibos, noticias o notas que queramos conservar, o hasta llevar nuestra planificación del album #reto53s

 

 

Hay un sinnúmero de tarjetas project life que nos pueden ser muy útiles para documentar y planificar al mismo tiempo. El Kraft Edition tiene muchas tarjetas de journaling, bien chulas, y si estamos estudiando, el kit Wellington trae tarjetas específicas para documentar el tipo de estudio.

Usa clips para llevar datos extras

Desde clips dorados hasta palitos de ropa decorados, hay toda una gama de utensilios perfectos para agregar anexos a tu agenda sin que sea permanente. En nuestro caso, siempre tenemos tarjetas project life a la mano para ir anotando lo que sucede en el día a día y así no emplear tiempo a la hora de documentar en el album. Una buena forma de mantenerlo todo seguro y listo para la batalla, es con clips. ¿Lo mejor? También podemos ir organizando las fotos a usar.

 

Washi tape, siempre washi tape

¿Qué puede transformar tus días de planificación en todo un deleite? El washi tape. No sólo decora, sino que también usando washi específico podemos marcar las cosas que tenemos por hacer, las ya realizadas, las que necesitan atención... etc. Además, si queremos tener anexos que no sean permanentes pero no queremos el bulto que puede causar un clip, el washi hace el trabajo perfectamente. Podemos pegar y despegar sin dejar ningún daño. Antes, yo utilizaba los post-its pero con el uso se despegan y se pierden por lo que recurro a washi para casi todo. Personalmente, tengo tres elementos que nunca faltan junto a mi planner: tarjetas vacías, lápiz o Sharpie, y un washi stick. Tarjetas para anotar, delimitar, anexar o documentar; sharpie para escribir sin miedo a que se borre, y washi stick para llevar diferentes washi tapes sin que ocupen mucho espacio.

Es tu planner, hazlo tuyo

Estas tres ideas son meramente herramientas para sacarle provecho al día. Recuerda usarlas y adaptarlas para que funcionen para ti. Armar un planner con el que estemos a gusto es un proceso. Debemos ir experimentando hasta encontrar lo que nos acomode. ¿Qué tips puedes compartir que te funcionen? ¿Usas el washi en tu planning diario?

¡Cuéntanos en los comentarios debajo!

xoxo

Adrie



Dejar un comentario