Despeja tu mente..

 

El Brain Dump: una técnica para no colapsar en el día a día.

Vivimos en una sociedad estresante, donde nos piden cosas “para ayer”, o acumulamos un sinnúmero de tareas que ni siquiera sabemos por cuál empezar. ¿La solución de los expertos para no sucumbir?

El Brain Dump o volcado cerebral, una forma de ordenar ideas, quehaceres y poder descansar sin desvelarnos pensando en todo lo que debemos hacer al día siguiente.

 

Puede que sea domingo en la noche y se nos viene una semana estresante. Puede que estemos por partir de viaje. O que hayamos tenido una discusión desagradable con alguien y todo eso que olvidamos decir se haya quedado rondando nuestras cabezas como un insistente fantasmita. Todos son pensamientos que nos pueden hacer perder el sueño, y que vuelven a nuestras mentes una y otra vez.

Además de respirar profundo e intentar relajarnos, hay otra cosa efectiva que los expertos han descubierto para lidiar con tanto pensamiento agotador. La solución es más simple de lo que creemos: escribir. No, no se trata de crear el nuevo Quijote ni ser la próxima ensayista de nivel mundial. Una simple lista de lo que debemos hacer o lo que estamos sintiendo o todo lo que nos está quitando el sueño puede ayudar muchísimo.

Es lo que los gringos están llamando "brain dump", es decir, descarga del cerebro.

Por ejemplo, crear una lista que priorice tus tareas más importantes en el día es una forma efectiva de combatir la sensación de estrés y de estar superados por tantas cosas que debemos hacer, según explicó a Harvard Business Review María González, presidenta de la Consultoría de Alianzas Estratégicas Argonauta, escritora y experta en negocios. El acto de escribir enfoca la mente”, dice. “Haz un ‘brain dump’ y escribe todo lo que necesitas y pon atención a si es profesional o personal, para que te hagas tiempo para ambas cosas”.

La idea es que junto a cada ítem agregues cuándo la tarea debe estar completada y, lo más crítico, identificar cuáles de esos ítems son importantes y cuáles son urgentes, ya que esos son los que debemos completar primero. Una vez que esto esté completado, podemos seguir adelante con cosas más de rutina. “Si estás constantemente preocupado de las cosas mundanas que consumen tiempo, puede que nunca llegues a las cosas importantes, que es cómo avanzar”, añade González.

Si bien la experta se enfoca en los quehaceres y las prioridades, para otros el Brain Dump es simplemente escribir todo (sí, TODO) lo que tenemos en la mente, como un desahogo, como una forma de ordenar no sólo nuestras tareas, sino también emociones y pensamientos, y quién sabe, quizás hasta rescatamos alguna idea brillante o el próximo gran invento o emprendimiento del siglo, algo que habríamos olvidado de otra forma, y que ahora sabemos que tenemos registrado en papel. Y bueno, si no hay papel y lápiz a mano, porque son las tres de la mañana, hay diversas aplicaciones que permiten grabar notas de voz, escribir tecleando o a mano, e ir soltando todos esos pensamientos, desde ideas millonarias hasta abrumadores quehaceres, que van desde lo más cotidiano hasta nuestros próximos desafíos laborales. Aplicaciones como Evernote y Wunderlist pueden ayudar mucho.

Priorizar y evitar procastinar

Muchos permitimos que los quehaceres se nos acumulen y procastinar. Luwgo, una vez que se acumulan suficientes cosas, no podemos evitar sentirnos sobrepasados. La ansiedad también nos puede terminar paralizando y hasta elaborar una lista de quehaceres es algo que podemos terminar posponiendo. En esos momentos es cuando se vuelve necesario el “brain dump”.

Este articulo es original del Blog: El Definido

¿Aun no tomas lapiz y papel?

Mira en Pinteres nuestro muro de Brain Dump

 


Dejar un comentario