Adios Profe

Mañana le damos la bienvenida al Verano y ya son muchos los estudiantes que han colgado el uniforme en el armario para darle un saludo a sus vacaciones, sin embargo, si hay algo que recuerdo que siempre se daba como la antesala a esta época tan esperada era la temida entrega de notas de fin de curso. ¿Qué madre no pasó horas pensando o comprando ese detallito especial para agradecer a “La Profe” su dedicación? Aquí te cuento unos cuantos pasos a seguir para hacer un regalo práctico, sencillo y perfecto. Con el pasar de los años han sido varias las ocasiones en que mis amigos y hasta mi novio me han relajado por el amor que, aún el día de hoy, profeso por el que fue mi colegio. Aunque la llegada de las vacaciones era más que bienvenida, recibía con igual entusiasmo el regreso a clases, simplemente amaba a mis profesores. Cada año invertía mi tiempo en salir con mi madre a elegir el regalo perfecto, ya fuera para mi profe Carmen o para la profe Lidia, dos de mis favoritas. No siempre quedaba conforme pero siempre pensaba en un regalo que fuera “chulo”, “lindo” pero sobre todo práctico y útil, uno que dijera por si solo: ¡Gracias Profe! portadacarpeta Si hay algo con lo que cuentan todos los maestros es con una agenda, sin duda son muchos los apuntes que deben de tomar en cuenta para organizar el año, la guía de clases, las reuniones, las evaluaciones, etc. Y si bien es cierto que las que encontramos en las tiendas son del todo funcionales, no podemos negar que son un tanto “aburridas” e impersonales. Llegados a este punto pensé, qué regalo podría funcionar igual pero con un poco de creatividad y personalidad?

Materiales

A continuación te daré una lista de materiales y te irás dando cuenta poco a poco de qué se trata, lo primero que necesitarás será:
  • 1 Tijera
  • 1 Pote pequeño de silicón líquido
  • 1 Carpeta del tamaño y color de tu preferencia
  • 1 lápiz
  • 2 hojas de cartulina 12x12
  • Set de Tarjetas de Project Life
  • 1 Foto
Otros:
  • Doiles pequeños
  • Washi tape
  • Embellecedores
  Los pasos a seguir son pocos y bien sencillos, basta con que marques la portada y contraportada de la carpeta en ambas cartulinas respectivamente, las recortes y las pegues con ayuda del silicón líquido. Para el dorso utilicé un washi tape de 2” pulgadas de grosor, de forma tal que sirviera de cubrefalta. En la portada hice una composición con las tarjetas de Project life, un doile, los embellecedores y otro washi tape con menor grosor, el toque final fue la fotografía, en mi caso utilicé una mía pero bien puedes poner una de la profesora, ya sea sola o con los estudiantes. Muy importante es que “armes tu muñeco” pero sin pegar nada, eso te da la facilidad de quitar y poner, probar y decidir qué te gusta y qué no, sin causar un daño permanente. Si deseas complementar puedes poner unos divisores, ya sea por mes o por semana de clases y listo: haz encontrado el regalo perfecto a través de tus propias manos. Lo mejor de todo es que puedes variar los colores y el motivo y adecuarlo a alguna característica especial del o la profesora. Sinceramente no sé cómo no se me ocurrió algo así cuando estaba en clases, pero espero que ustedes puedan aprovechar esta idea. No tengo dudas de que más de una profesora se lo agradecerá. Espero que me cuenten cómo les fue y que no se olviden de documentar su proceso. Besos, Anny

Dejar un comentario