Aventuras y Desenlaces

124497531

Publicado el 07 Mayo 2014

No se vive un momento dos veces, esa es la realidad. Podemos hacer lo mismo todos los días sin embargo cada vez es una experiencia completamente diferente. Somos esclavos de los factores que convergen en nuestras vidas, creando desenlaces impredecibles en su totalidad. Avanzamos como los caballos, solo miramos hacia adelante, o avanzamos chocando con todo, solo mirando hacia atrás. No recordamos lo suficiente, no soñamos lo suficiente, no miramos a nuestro alrededor lo suficiente. La vida es un balance, una aventura. La aventura es aquello que no podemos controlar, es un viaje por emprender del cual no podemos anticipar los resultados. Muchas veces no estamos conscientes del momento que estamos viviendo hasta que pasa y sale de nuestras manos. No vemos la gran imagen y solo vemos una pequeña parte de la misma. Despertar del largo letargo en el que nos sumergen las situaciones cotidianas se vuelve toda una misión de James Bond. Gabriel García Márquez lo dijo bien: "La vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda y cómo la recuerda para contarla." En la vida, que tan rápido acaba, no nos quedamos con nada más que recuerdos y pedacitos de personas en nuestro corazón. Nos quedamos con palabras, con imágenes, con olores y bellas vistas. Debemos decir que sí, debemos decir que no. Debemos deternos para poder avanzar con fuerza. No tenemos el lujo de vivir días en lote, días sin nada que resaltarles. Sonará cliché pero vivir el momento es vivir el futuro, porque esos momentos al fin y al cabo son lo único que nos queda. Documentar me ha llevado a ver todo esto. Me ha dado un control sobre mi vida. Ya sé que no vivo por el hoy, ni por el mañana, vivo por lo que queda. Vivo por el hoy de mañana. Un hoy que puedo visitar en mis recuerdos cuantas veces me lo permita el tiempo.   Paz, Adrie

Más artículos

0 comentarios

Leave a comment

All blog comments are checked prior to publishing

Busca en nuestra tienda