Invitada Rie: Carolina M. una Madre Project Life

124497531

Publicado el 20 Mayo 2014

Un estilo de vida, un legado.

En su forma, mis padres sin saberlo me atrajeron al mundo de preservar recuerdos, mi madre tiene aun guardado el primer cuaderno que utilicé en la primaria y como este recuerdo, conserva muchos más que van desde mi primer corte de pelo hasta cualquier obra de arte que intenté crear de niña. Mi padre, por su lado, siempre amó la fotografía y agendar los logros de sus hijos, por lo que mi casa siempre estuvo llena de agendas, rollos y cámaras. En mis viajes, sin importar que tan largos o cortos fueran, siempre me enviaba un carta con su puño y letra solo para hacerme sentir extrañada. Ambos, desde su perspectiva, me enseñaron que los mejores momentos de la vida se deben revivir. Me enseñaron a preservar recuerdos para tener presente los mejores y más dulce momentos. Madre Project Life Madre Project Life Madre Project Life A través del tiempo he buscado mi propia manera de documentar estos recuerdos. Todavía conservo mis agendas del colegio y universidad donde plasmaba como mi padre esos días de alegría. De igual modo, tengo una caja donde guardo recuerdos tangibles. Tomaba fotografías de cada cumpleaños, actividades con amigos, detalles de la naturaleza y momentos especiales en general. Nunca las imprimía y muchos recuerdos se perdían en el cambio de aparato movil. Por esto sentía que aunque ambas formas eran especiales, no podía mostrar estos recuerdos a mis amigos y familiares. Madre Project Life

Experiencia como madre Project Life

Madre Project Life Hace un año conocí Project Life y en él descubrí una forma rápida de conservar cada detalle particular y especial de mi vida y del crecimiento de mi pequeño Lucas. Con sus tarjetas me ayudaba a guardar detalles específicos, como su crecimiento y sus descubrimientos.  Busqué en mi PC y celular fotografías de mi boda, mi embarazo y los primeros meses de Lucas. Me decidí a imprimirlas y a partir de ahí, fui creando una hoja sobre cada recuerdo, plasmando en ellas los sentimientos que viví. Ahora cuando pienso en los momentos que vienen como en la primera presentación del día de las madres de Lucas en el colegio, sus momentos de travesuras con su papá, sus primeras letras y cartas, así como sus ocurrencias en casa, con sus primos o abuelos, tengo presente fotografiar su alegría y atesorarlas para que en el futuro, él pueda ver lo feliz que siempre nos ha hecho a todos.

Carolina Morales

Más artículos

0 comentarios

Leave a comment

All blog comments are checked prior to publishing

Busca en nuestra tienda