#TBTRie Documentando unas vacaciones en mi país.

124497531

Publicado el 10 Julio 2014

No hay nada como vivir los largos días de verano en un país como el mío. Mientras muchos extranjeros organizan sus agendas para viajar y visitarnos en estas fechas, nosotros esperamos el fin de semana más próximo para visitar lo que comúnmente llamamos “el patio de la casa”, es decir, las playas. Recién retomo la vida laboral al regresar de mis vacaciones y no me canso de ver las páginas en mi álbum de Project Life que cuentan algunos de los momentos que viví, sobretodo cómo mi amado y yo nos sumamos al conocido hashtag #lunesdelquepuede.

Ríe. Lunes del que puede

Si hay algo que el dominicano, o al menos la mayoría, ama de su país es la sensación de estar en medio del mar Caribe en uno de esos días en que el sol se toma en serio su trabajo de darnos luz y calor, por ello aprovecha la primera ocasión que se le presente para ir a la playa más cercana y refrescarse. Quién diría que durante mi primera semana de vacaciones no podría hacer otra cosa más que quedarme en cama debido a ese terrible mal que nos afecta desde hace varios meses llamado Chinkungunya, cualquiera se ríe de esa historia.

Ríe. Lunes del que puede

Fueron pocos días en que la palabra “vacaciones” tomó el REAL significado de reposo y descanso, gracias a Dios la recuperación fue rápida y ni bien me había dejado de doler el cuerpo, ya estaba haciendo planes para zambullirme en las aguas que rodean nuestra isla. El resultado fue un viaje a las playas de Hemingway en Juan Dolio, un LUNES.

¿La experiencia? Uno de los viajes más espontáneos que me he permitido hacer, y créanme no soy nada espontánea. Más bien soy de las que organizo con semanas de antelación cualquier evento, hasta recibir una visita en mi casa. Sin embargo puedo decirles que, como todo, esta experiencia trajo consigo una enseñanza:

Ríe. Lunes del que puede

De vez en cuando vale la pena soltar, reir y dejarnos llevar como las olas del mar. La espontaneidad es parte de la chispa de la vida.

¡OJO! Dije “de vez en cuando”.

Mi #lunesdelquepuede fue un día totalmente relajante,  sin el stress que suele acompañar un viaje. Una pequeña parada para almorzar en un rico restaurante italiano y mucho sol, mucha arena, pero sobre todo mucha agua. Lo mejor de todo fue, que aún en pleno verano en República Dominicana teníamos la playa para nosotros solos y unos pocos rezagados.

Ríe. Lunes del que puede

No me canso de decirlo: nada, absolutamente nada, se compara a este pedacito de tierra. En estos días vale la pena tomarse su tiempo, y hacer un recorrido por las bellezas naturales que nos ofrece nuestra isla. Si no eres de los que puede los lunes, crea tu propio #sabadodelquequiere o #domingodelquenopudoelsabado, simplemente no olvides documentarlo para que puedas contarnos tu historia, y unirte a nuestra comunidad Rie.

Besos,

Anny

Más artículos

0 comentarios

Leave a comment

All blog comments are checked prior to publishing

Busca en nuestra tienda