Un Amor Verdadero sigue tus pasos.

Dios sigue tus pasos, Dios es amor. Hoy recuerdo cuando pequeña salia con mi abuelita por las calles de nuestra colorida ciudad, llena de verdor en aquel entonces, solíamos  tomar fotos de los flamboyanes florecidos; a mi abuelita se le llenaban los ojos de luz ante aquella majestuosidad. Recuerdo que siempre nos hablaba de aquellos arboles florecidos y toda la belleza que traia la primavera como creación de Dios, como regalo de Dios para su obra maestra: nosotros, tu y yo. 2014-04-18 15.10.08 Ciertamente no es por coincidencia que la Semana Santa siempre se celebra en primavera. En primavera siempre vemos un renacer, un florecer de lo que parecia sin vida en el invierno. Es una transformación a la vida, a la belleza plena de la vida y todo su esplendor. Asi como Jesús en su cruz y por su pasión nos regala vida, vida santa, debemos nosotros resurgir en alma y espíritu a una nueva vida esta Semana Santa. La Semana Santa es transformación, es reflexión de todo lo que Dios ha puesto a nuestro alrededor, la naturaleza colorida que nos rodea, las manos que nos dan calor, amor; la vida con la que fuimos bendecidos. Vivamos esta Semana Santa como si fuera nuestra última oportunidad aqui en la tierra que nos regalo el Altísimo; vivamos al disfrutar del nuevo Sol de cada día, la brisa, las flores, el agua corriendo y arropando nuestro cuerpo, el amor a nuestros amigos y enemigos, a nuestros familiares y a los rostros desconocidos con los que cruzamos miradas; Dios es amor. Rosa Editada Donde quiera que te encuentres esta Semana Santa, acepta a Dios como guía presente en tus pasos, acepta la transformación que mediante la pasión de Jesucristo nos ofrece nueva vez y renace con el alma llena de amor, llena de regocijo, llena de primavera, llena de Verdad; espárcela en todo lo que te rodea, en todas las personas que tocas. Dios es amor y te acompaña siempre en tus pasos. Siempre RIE, Rosa Maria

Dejar un comentario